Archivos para 23 agosto 2009

Spanish Movies

Sé que algunos españoles valoran poco las películas españolas, y no me refiero sólo a las de Cine de Barrio (neighborhood movies). Es cierto que muchas películas de este género no son muy buenas. Sin embargo, entre algunas de esas pelis (flicks), se pueden encontrar auténticas joyas de la corona cinematográfica (authentic cinema crown jewels) que hasta se podrían traducir bien y llegar a exportar, como “Los Astronautas”, mi favorita de este género.

También entre las pelis más recientes hay algunas que ciertamente no valen más que (they are not worth more than) la subvención con que se produjeron, pero hay otras que son auténticas obras de arte (works of art), como por ejemplo, mi película favorita del mundo mundial empezando por la vía Láctea y terminando en Andrómeda, que no es otra que “El milagro de P. Tinto”, que sólo se molestaron en subtitularla en inglés para el mercado anglosajón.

Una de las dificultades que se encuentran a la hora de exportar los títulos españoles es el hecho de que pensamos que no nuestro humor no se puede traducir al inglés. Pero no es cierto (it’s not true). La cultura del humor es por norma universal. Y si no, piensen que cuando Hollywood traduce sus películas del inglés al español nosotros nos reímos igual (we laugh just the same), que si las estuviéramos viendo en el idioma original. Aunque, a veces, se pierden matices (aspects) en los doblajes, el humor y las ideas se transmiten aunque se cambie la lengua.

Por eso me gustaría hacer un llamamiento al mundo (a calling to the world) del cine español: traduzcamos nuestras diez mejores películas de humor al inglés y hagamos llegar una parte importante de nuestra cultura al otro lado del charco, más allá de la paella (the forher, digo, Spanish rice), los toros y la siesta (spanish yoga, digo, a nap).

Propongo que para empezar esta aventura peliculona, y siguiendo el camino (continuing the road) que ya empezó en 1958 Juan A. Bardem, se traduzcan las siguientes películas (he puesto entre paréntesis la traducción que le daría en inglés) – como siempre, se aceptan sugerencias-:

1. La escopeta nacional, 1977, dir. Luis Garcia Berlanga (A Catalan goes hunting).

2. El astronauta, 1970, dir. Javier Aguirre (Spain on the moon, too!).

3. Las Chicas de la Ambulancia, 1958, Rafael J. Salvia (The Red Cross Ambulance Babes).

4. La trilogía de Torrente, 1998, 2001 y 2005, dir. Santiago Segura (Estas ya se han subtitulado al ingles, es “Torrente, the Stupid Arm of the Law”).

5. El milagro de P. Tinto, 1998, dir. Javier Fesser (The Mircale of P. Tinto es la traducción oficial, yo la hubiera puesto como “The Miracle: a train stop every 25 years”).

6. Acción Mutante, 1993, dir. Alex de la Iglesia (Mutant Action: the Real Space Odyssey).

7. La ciudad no es para mí, 1965 Pedro Lazaga (The Redneck Father).

8. El dia de la Bestia, 1995, dir. Alex de la Iglesia (The Day of the Beast). La banda sonora de esta peli tambien es buenísima.

9. Atraco a las tres, 1962, José María Forqué (A Perfect Bank Robbery)

10. Historias de la Puta Mili, 1994, Manuel Esteban (The F**king Military Service).

45 comentarios

Tomar copas en EE.UU.

Lo que más les impresionó a mis colegas (buddies) estadounidenses de tomarse copas (to go drinking) in Spain, es la cantidad de alcohol que se echa en el tubo, ¡sí, sí, y sííííí! (yes, yes and yeeeees!), porque en el otro lado del charco la cantidad de alcohol es muy poquita (very little) y está controlada por un medidor como éste:

El medidor tiene dos funciones: controlar la cantidad de alcohol para que el dueño/ña se ahorre pasta (to save some dough) y para evitar demandas (lawsuits), el deporte nacional estadounidense.

En USA, los camareros de bares o pubs (no hablamos de discotecas), son en parte, responsables por la cantidad de alcohol que se sirve al cliente. Sí el cliente quiere otra copa (another drink) y el camarero ve que no está en condiciones y ha venido en coche, tiene la obligación de negarle la copa. Sí el cliente sale pedo (shit faced o pissed) del bar, coge el coche y mata a alguien, con un buen abogado, el cliente puede decir que la culpa fue del camarero (waiter), que le siguió sirviendo copas, ummmm… interesting.

Me acuerdo cuando me visitaban mis buddies españoles a USA, además del hielo que lo sirven casi granizado (crushed), se quejaban de que tenían que pedir un doble güisqui (double whiskey) porque el cubata, les sabía a coca cola, y les cobraban eso, el precio de dos güisquis, o un chorrito más del medidor anti demandas/ahorra pasta. Así que, preparaos para aflojar (get ready to fork out some dough).

De todas formas (anyway), sí piensan irse de copas (to go drinking) en USA, ¿por qué no probar algo nuevo en vez del típico güisqui con cola?, estas son algunas bebidas que recomiendo:

Long Island ice tea: una bomba de ginebra, vodka, Triple sec, cola y lima

Bloody Mary: una mezcla explosiva de zumo de tomate picante y vodka

White Russian: vodka, licor de café y leche o nata

Screw Driver: muy simple, zumo de naranja y vodka

Captain and Sprite: otro muy simple pero rico-Sprite y Ron dulce de Captain Morgan´s

¡Qué bonitas las bebidas! Los norteamericanos comen y beben con los ojos, ummm… very very interesting.

74 comentarios